SOBRE NOSOTROS

Todo empieza con una copa de vino…

Todo empieza con una copa de vino…

… UNA SIMPLE COPA de algún vino que te han pedido o que has pedido tú simplemente por no tomar lo de siempre…

Es esa maravillosa casualidad (o no tan casual) la que de repente, te abre las puertas de un mundo casi infinito y lleno de posibilidades; de cientos de variedades de uvas, de multitud de zonas y paisajes, de diferentes elaboraciones… Ha sido esa copa la que ha activado en ti esa curiosidad que tenías adormecida, te ha hecho pensar que tiene que haber más vida tras los típicos y los tópicos y es entonces cuando no puedes evitar querer saber y querer conocer más para poder disfrutar más.

De ahí a compartir con amigos, a leer, a informarse, a preguntar a los que realmente saben, no hay ni siquiera un paso y es entonces cuando eres consciente de que ya no puedes hacer nada, era algo que estaba escrito:

Ya eres una víctima más de este embaucador, inabarcable y, sobre todo placentero mundo del vino.

En nuestro caso

el proceso llegó antes y de diferente manera, llegó desde la viña, y desde la bodega donde una vez al año, mi padre y mi familia pisaban las uvas que vendimiábamos en viñedos de los agricultores de la zona y que, de manera rudimentaria, convertía el mosto en un vino tinto potente, alcohólico, pero lleno de aromas y sabores inolvidables. Fue años más tarde, sin embargo, cuando por “necesidad vital” empezamos a estudiar y a catar, y finalmente, a trabajar dentro de este mundo.

Tras años de catas, viajes, ferias, libros y horas de estudio sin ningún fin más allá del hedonista, de repente y por casualidad, en 2014 nos encontramos justo en el otro lado del espejo: Abrimos un restaurante y ahora era a nosotros como restauradores y sumilleres a quienes preguntaban y pedían consejo (un consejo que nunca hemos dejado de pedirles a otras personas que son las que realmente saben de esto).

Vale, decidimos cerrar el restaurante, pero… ¿Vamos a desaprovechar todo el aprendizaje de estos 6 últimos años conociendo y recomendando cientos de vinos a multitud de clientes?

Alguna vez habéis sentido esa increíble sensación de ver disfrutar a alguien con un vino (o un libro o una canción) que le has recomendado? Esa sensación engancha…

Y de este cúmulo de vivencias ha nacido Wine Victim, al comienzo un pequeño Club de Vinos entre varios amigos con necesidad de beber buen vino, pero poco a poco la criatura ha ido creciendo y convirtiéndose en algo más serio, con más pretensiones, pero con la misma filosofía de hacerte disfrutar siempre con honestidad y amor por los vinos bien elaborados.

De modo que aquí estamos, para seguir recomendando y compartiendo con todos a los que os gusta el vino.

Sólo nos queda daros la bienvenida a este espacio dedicado al consumo y al disfrute del buen vino, y confirmaros que, si estáis aquí, ya es irremediable…

Sois una víctima más.

Porqué WineVictim

Para que todo el mundo tenga la posibilidad de beber BUEN vino SIEMPRE, sin tener que beber sólo lo que ya conoce o jugar a la lotería del vino en un supermercado.

¿Por qué beber buen vino?

Por todas las sensaciones que aporta: diversión, grandes momentos sociales y sobre todo, recuerdos imborrables y sensaciones infinitas.

Reinvindicamos el vino

Porque debemos empezar a darnos cuenta como sociedad de todo lo que el vino puede aportarnos tanto a nivel cultural como económicamente.

Porqué WineVictim

Para que todo el mundo tenga la posibilidad de beber BUEN vino SIEMPRE, sin tener que beber sólo lo que ya conoce o jugar a la lotería del vino en un supermercado.

¿Por qué beber buen vino?

Por todas las sensaciones que aporta: diversión, grandes momentos sociales y sobre todo, recuerdos imborrables y sensaciones infinitas.

Reinvindicamos el vino

Porque debemos empezar a darnos cuenta como sociedad de todo lo que el vino puede aportarnos tanto a nivel cultural como económicamente.